ESCAPADA AL PALLARS SOBIRÀ Y A LA VALL D’ARAN

Menudos 4 días chulos hemos pasado por la preciosa comarca del Pallars Sobirà, en la provincia de Lleida (Catalunya). Su territorio es muy montañoso y de difícil acceso; desde Barcelona se tarda casi 4 horas por carretera! Es por eso que hemos querido aprovechar este puente de diciembre, porque en un fin de semana no hay tiempo suficiente para disfrutarla como merece. Además tuvimos un primer contacto con la comarca de la Vall d’Aran, conocimos su capital, Viella y disfrutamos de las vistas de la carretera entre montañas del Port de la Bonaigua! Todo esto acompañado de una exquisita arquitectura románica y su precioso río Noguera Pallaresa… ¿nos acompañáis a recordar estos 4 días?

DÍA 1 – BARCELONA – ESPOT

Nota: En este mapa os mostramos todos los puntos que visitamos!

Salimos a media mañana de Barcelona y llegamos sobre las 15h a Espot. Este municipio cuenta con una estación de esquí con más de 20km de pistas, pero nosotros lo escogimos por estar al lado del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El año anterior estuvimos pasando el puente de diciembre en la Vall de Boí, también a las puertas del parque, pero no pudimos llegar a l’Estany, así que este año nuestra ilusión era poder plantarnos delante de él (a pesar de que éramos conscientes de que por la época del año corríamos el riesgo de no poder llegar por el exceso de nieve).

Dimos un buen paseo por Espot y cenamos en el Restaurante Juquim, al lado de nuestro hotel y el cual os recomendamos mucho! Si vais no dudéis en probar su olla aranesa, plato típico de la Vall d’Aran!

 

Por cierto, nos alojamos en el hotel Saurat de 3* y nos encantó, tanto por sus amplias y cómodas habitaciones, cómo por sus completos y ricos desayunos!

Este día nos fuimos a dormir prontito con la esperanza de que al día siguiente la nieve no impidiese el acceso al Parc d’Aigüestortes!

DÍA 2 – ESPOT- PARC NACIONAL D’AIGÜESTORTES – ESTERRI D’ÀNEU- ESPOT

 

Pues tuvimos suerte :)! Nos encontramos un parque precioso y con una cantidad de nieve alucinante. Eso sí, imprescindible informarse sobre los accesos y el estado de las rutas en invierno! La ruta a pie de Espot a Sant Maurici es apta para todas las edades y muy gratificante: poca pendiente y accesible en hora y media. También hay un servicio de Landrovers que te acercan al lago por 10 euros por persona (Se pueden comprar los tiquets en la Oficina de Información).

Nuestro consejo es que vayáis bien temprano para disfrutar del lago antes del mediodía, cuando llegan muchas familias y la visita pierde encanto!

Des de l’Estany de Sant Maurici tomamos el sendero que bordea el lago por la derecha en dirección a la Cascada de Ratera. Es un sendero muy agradable y merece mucho la pena, mirad que bonita estaba:

Nuestra intención era llegar al Mirador y disfrutar de las vistas de Sant Maurici y Els Encantats. pero había tal cantidad de nieve que no nos atrevimos!

Nos fuimos contentos por lo que pudimos ver pero con ganas de regresar en primavera o verano para poder disfrutar de las vistas del lago desde su mirador!

Ese día nos tomamos la tarde de relax en el hotel y cenamos en el restaurante Sherry Burger de la vecina Esterri d’Àneu, suuuuper ricas las hamburguesas 🙂

DÍA 3 – ESPOT – vielha – PORT DE LA BONAIGUA (BAQUEIRA BERET) – ESTERRI D’ÀNEU – ESPOT

Teníamos muchas ganas de conocer Vielha, así que ni la lluvia ni el frío impidió que recorriésemos los 55 kms de carretera helada que nos llevaría a ella! En hora y cuarto nos plantamos en la capital de la Vall d’Aran!

Dimos un paseo por su bonito casco histórico y comimos en un restaurante que nos recomendó nuestra amiga viajandoconsu: el Restaurant Braseria El Racó, en pleno centro y con unos menús de mediodía de 16 y 22 euros inmejorables.

Si tenéis que comprar equipamiento de esquí, calzado apropiado para la nieve o similares, Vielha es vuestro lugar! Está repleto de tiendas de ropa y calzado deportivo…  yo llegué con unas bambas y me fuí con botas nuevas jaja!

Después de comer dimos el último paseo y tomamos la carretera del Port de la Bonaigua (preciosas vistas desde la carretera la estación de esquí Baqueira-Beret y de las maravillosas montañas de la zona). Pusimos rumbo hacia Esterri d’Àneu, donde cenamos el día anterior pero nos quedamos con ganas de recorrerla con calma.

Y menos mal que hicimos la parada porque este municipio nos enamoró!

Pues sí, Esterri d’Àneu nos enamoró como lo hizo el restaurante en el que cenamos de Espot, el Bistro ÈBO

La imagen puede contener: personas sentadas, mesa e interior

DÍA 4 – espot – llavorsí – gerri de la sal – sort

Nuestro último día despertó con un precioso día azul que nos acompañó de principio a fin de la ruta! Hicimos el check out en el hotel y la primera parada fue el Pantà de La Torrassa, situada entre los municipios de La Guingueta y Espot.

Después pusimos rumbo hacia la vecina Llavorsí, de unos 300 habitantes y famosa por el rafting y otras actividades deportivas que se practican en esta zona . Lo cierto es que su ubicación es ideal: está rodeada por tres valles: el Valle d’Àneu, el Valle de Cardós y el Valle Ferrera.

Dejamos Llavorsí y nos dirigimos hacia Sort, preciosa capital de la comarca!

Para no perder la costumbre, en Sort también comimos de lujo, esta vez en el Bar CASA PEY (buenísimos bocadillos calientes y tapas!).

Antes de poner rumbo hacia Barcelona, hicimos una última parada en Gerri de Sal, una villa situada en la parte meridional de la comarca del Pallars Sobirà, entre dos congostos (Arboló i Collegats) y cómo no, bañada por el río Noguera Pallaresa.

Y hasta aquí esta escapada, corta pero intensa en belleza y ganas de regresar! Tenemos en mente volver y hacer rafting en primavera… así que volveréis a oirnos hablar de esta preciosa comarca del Pallars Sobirà! Fins aviat terra bonica!